miércoles, 30 de julio de 2014

Frozen (2013)

Frozen (2013) - Disney ha vivido varias épocas de subidas y bajadas de popularidad y de calidad en los largometrajes a lo largo de su historia como estudio de animación. Parece que tras la caída en picado que experimentó desde 2001 (lo último realmente bueno que hizo fue 'Fantasía 2000') no levantó cabeza hasta 'Tiana y el Sapo'. En ese momento fue donde comprendió que lo que vende es construir películas con chicas monas y princesas como protagonistas, en vez de osos, gallinas de plastilina, pollos, perros y la demás fauna. Porque eso no vende tanto, y lo más importante: el entusiasmo no perdura en el tiempo.

Así, a partir 2009, cambió de estrategia para sus grandes estrenos: protagonistas femeninas, y con una corona en la cabeza a ser posible. Chicas con un punto de tragedia en su historia personal, y con una fuerza interior que deberán sacar de dentro para enfrentarse a un mundo cruel. Un argumento demasiado repetido, algo transgiversado ya y desgastado. Pero depende de cómo se mire. A mí me parece que el tema de la chica herida sí es algo necesario en las películas de Disney, donde junto a los colorines y el confetti, es bueno que también enseñe a los niños y no tan niños que pese a que seas una princesita monísima, no estás exenta de sentir sufrimiento en esta vida.

'Frozen' es el culmen de este mensaje argumental. Lleva esa herida hacia el terreno de las relaciones familiares. No es un yo-contra-el-mundo. Es un conflicto en el corazón y con quienes son más cercanos a ti. En ese sentido, me encantó la metáfora del hielo que acaba desbordándose. Mantenerse ajeno a las emociones y al amor que los más cercanos quieren darte, es una tarea que acaba congelando y haciendo daño a todos como una explosión silenciosa de distanciamiento y dolor frío.

Sin embargo, vi varias incoherencias narrativas en la película, algunos recursos demasiado repetidos, y una absoluta carencia de carisma en los personajes secundarios y los personajes cómicos. Y ésto último es algo que puede parecer anecdótico, pero para mí no lo es. ¿Quién no recuerda grandísimos inmortales como Sebastián, Timón y Pumba o Mushu? Descuidar ese aspecto me parece un error. No llevan el peso del film, pero son una herramienta necesaria para compensar el drama, la pastelosidad, los momentos de verdadero brillo.

Al final, de esta nueva generación me gustó más 'Enredados', una película hecha con mucho más sentido global. Pero 'Frozen' es una afirmación necesaria en el nuevo camino que Disney ha decidido tomar. Un film que se convertirá en uno de los inolvidables de la nueva era, aunque haya todavía mucho que perfeccionar. Y un Oscar a Mejor Canción no me vale. Puede que en los próximos años sigamos viendo buenas películas de Disney por fin. Pixar y DreamWorks llevan años haciendo las cosas mejor que Disney, y espero que esto sea una presión beneficiosa para el estudio. Nunca hay que perder la esperanza. Así que, señores de Disney, hacerme feliz y seguir vuestra propia moraleja: "the past it's in the past, let it go".

viernes, 13 de junio de 2014

X-Men: Días del futuro pasado (2014)

Hablando desde la ignorancia, en el sentido de que no he leído el cómic en el que se basa, me centraré solamente en la impresión que me he llevado de la obra como película per se. Eso me da una sola ventaja: la de disfrutar sin tirarme de los pelos haciendo comparativas con el cómic, que ya tengo reservado para leer. En las películas de superhéroes siempre hay sentimientos encontrados: hay a quienes les gustan y a quienes no. Y a quienes les gustan, pero una en concreto no. Bueno, yo soy de las personas a las que les molan mazo requetechiflan chupidisfrutan con las películas de este género. Y además, siento ABSOLUTA DEBILIDAD por los mutantes.

Pero quitando esta debilidad, 'Días del futuro pasado' aguanta más que bien la crítica (la mía, la tuya es tuya). Como film puedo lleva muy muy bien el ritmo durante todos los 130 minutos que dura el metraje. El cual, por cierto, no está exclusivamente compuesto de hostias. Lo cual se agradece. Sí, las hay porque para eso nos vamos a la sala de cine a ver pelis de superhéroes, pero X-Men no suele caer en eternas batallas que aburren, ni en guiones que, sin ser tampoco introspectivas obras indie, se hallen inexistentes como ocurre en otros films como El Hombre de Acero (muahaha, nunca me cansaré de maltratarla). Nota: olvidaos de la peli de Lobezno Inmortal ante lo que he dicho. Si bien es cierto que algunos actores como Peter Dinklage, que se supone deberían ser un apunte nuevo y delicioso, en realidad no aportan mucho. Aun así, X-Men promete entretenimiento efectivo, pero además te regala algo que me gana mucho: salir de la sala de cine contento.

'Días del futuro pasado' tiene una hechura parecida a 'First Class', que en su día dio frescura y más calidad a la saga. Así que yo, doblemente contenta. Me sorprendieron algunas escenas particularmente bien rodadas (evito spoiler), que te hacen sonreír con los ojos mientras te despegas poco a poco de la butaca. Gracias, señor director, así sí se hacen las cosas. Así, esta película, planteada para ser una bisagra que lleve al público hacia el siguiente concepto de películas de X-Men que están por llegar, no se queda tan solo en un puente entre lo viejo y lo nuevo, sino que puede ocupar un merecido puesto en el historial de películas buenas de superhéroes por méritos propios.

jueves, 29 de mayo de 2014

El viento se levanta (2013)

Anoche, un cine de los de antes en el centro de Madrid, proyectaba en versión original subtitulada la última película de Miyazaki. Mientras caminaba hacia allí quería engañarme a mí misma, y pensaba: "ha dicho muchas veces que se retiraba, pero nunca lo ha hecho". Y manteniendo esa feliz ilusión entré en esa encantadora sala donde, soñaba, no viviría mi última experiencia con una obra de Miyazaki.

La magnitud de la película me sorprendió. El cine de Ghibli de este director nos ofrece siempre obras memorables, y confiaba plenamente en que ésta no sería una excepción. Pero lo fue. Y no por ser mejor que las demás. Para mí su mejor película fue 'El viaje de Chihiro', y el regalo que hizo al cine de animación japonés y mundial con todas sus películas en general, deja joyas que difícilmente podrán superarse. No solo por lo visual, por lo entrañable de las historias, o por el gran saber hacer; sino porque son películas hechas desde lo más profundo del corazón. Y aun así, 'El viento se levanta' es algo más que eso.

Cuando avanzaba, minuto a minuto (que apenas sentí), mi alocada ilusión de que no fuese su último film se fue esfumando en el aire. Y es que esta es, en realidad, una película testamentaria, un epílogo. Un adiós. A Miyazaki siempre le fascinaron los aviones, y podemos verlo en muchas de sus películas, pero llevaba años queriendo que fuesen el centro de una de sus obras. Así, en 'El viento se levanta' hace algo cien por cien para él, y para abrir su corazón de niño a todos sus espectadores, como una firma indeleble en un testamento bellísimo y plácido como el vuelo de un pequeño planeador que se aleja hacia el ocaso.

Según leí en su declaración de intenciones sobre esta película histórica y realista, él no pretendía condenar la guerra ni defender a un personaje (basado en dos personas reales entrelazadas) con un ideal poético de construir fascinantes aviones civiles, y no cazas en manos del imperio japonés para fines de horror. No. Miyazaki quería con ésta película lanzar un grito de amor desde el alma: perseguir tus sueños es maravilloso y a la vez un veneno, pero es lo más hermoso que un hombre puede hacer.

Así, cuando secaba mis lágrimas y salía, derrotada, del antiguo cine encantador, lo supe. Adiós Miyazaki, te debo mucho como soñadora. El cine se llevará siempre la obra de alguien honesto consigo mismo, brillante y devoto de su propia magia como regalo para los demás. El mejor soñador de todos, que supo mantener la calidad y una exquisita elegancia hasta el final.

miércoles, 7 de mayo de 2014

The Grand Budapest Hotel (2014)

Qué felicidad ir al cine para disfrutar tanto como lo he hecho viendo esta película. Confieso que del director, Wes Anderson, tengo apartada 'Fantástico Sr.Fox' desde hace tiempo, y que solo he visto una suya: 'Viaje a Darjeeling', que me pareció graciosa pero no me terminó del todo. Sin embargo, ésta es LA PELÍCULA. Cuando veo un cartel con horror vacui de caritas de estrellas hollywoodienses me entra una especie de picor desconfiado y snob detrás de las orejillas. Pero, aunque alguno podría haber sido cualquier otro actor y no hubiese pasado nada, la verdad es que en general cumplen con creces.

¿Pero ese es el punto fuerte de la película? No. Lo son la narrativa, la puesta en escena, la perfecta fotografía y el atrezzo. El film es una maravilla colorista que imita tanto en visual como en ritmo un teatrillo de marionetas. Las localizaciones parecen una enorme casa de muñecas (y así se construyeron) exquisitamente cuidada, por donde deambulan unos personajes que se acaban convirtiendo en increíblemente entrañables. Toma sorpresa. El director usa muchos recursos narrativos esperpénticos, y muchos procesos de extrañamiento de cámara y lenguaje cinematográfico, pero consigue que el espectador no se aparte de la película, sino todo lo contrario. 

La historia es sencilla y circular, pero el envoltorio y el corazón son tan ridículamente estrafalarios, limpios, divertidos, ácidos, dulces, irónicos e inteligentes que la composición podría dar náuseas...pero está tan sumamente bien mezclada que ningún sabor ni color tapa a los demás, ni desbarata el bombón. Porque esta película es eso, un dulce genial que le recomiendo a todo aquel que quiera deleitarse con una obra sencilla en trama, pero magistral en todo lo demás.

miércoles, 30 de abril de 2014

Karma de otoño


Tantos años tratando de superar la natura...
pero los anillos son infinitos,
y verdaderos como el más cierto de los karmas.
Acógelo, serpiente, en tu mundo sombrío.
Sobre la piel de la vida
los pedazos de la tuya serán testimonio
de aquellos pasajes de única estación.

Karma en eterno otoño,
sueño de luces de amanecer
sin ser más que brillos de artificio
del despunte de un verano
tan cercano
pero siempre pretérito,
sin posibilidad de retorno.

Y ahora, lágrima a lágrima
contar el calendario de aguas
estancadas por el sueño manso
de un querer en potencia
y no ser nunca.

No entiendes que jamás podré
llegar a ser quien debería,
un caleidoscopio hermoso
sobre deshielo de invierno.
Y ahora, golpe a golpe,
contar las caducas ramas solas,
solas de amor por la vida,
desnudadas por el veneno
de un ofidio lacrimoso,
kármico
eterno
solo
y enamorado.

lunes, 24 de marzo de 2014

Expo '92

 Anoche soñé que volvía a visitar las instalaciones de la Expo de Sevilla del 92. Paseaba de nuevo por las avenidas llenas de agua mientras el monorraíl cruzaba el viento, corría por el pabellón de los Países Árabes, me congelaba mirando el iceberg de Chile, saltaba sobre la gente sumergida bajo la falsa piscina, me divertía viendo el desfile de Dagoll Dagom y miraba el atardecer cayendo tras la Esfera Bioclimática...Yo tenía 3 años y me acuerdo perfectamente de todo. Fue como vivir un sueño, como transportarse a otro mundo y al mismo tiempo, al mundo real por entero, concentrado en unas hectáreas.

Pero al despertar mi yo actual ha comenzado a procesar datos realistas, analizar elementos y...No, he dicho basta. Dejando a un lado todos los temas políticos y que considero que fue un despilfarro de dinero, he callado un momento a mi mente práctica de adulta y he dejado hablar a mi memoria de infancia. Esas instalaciones eran como una gran fantasía llena de formas increíbles que me fascinaban, dentro podías encontrar cualquier cosa: audiovisuales del futuro presente, arte de mil lugares, acuarios gigantes, planetarios, artistas creando cuadros y esculturas en el momento, música extraña y bellísima...


Al levantarme me he puesto a ver documentales y fotografías sobre el estado de las instalaciones en la actualidad y me ha dado mucha tristeza. Mi yo racional lo sabía, pero la niña de 3 años que vivió con ilusión toda esa magia ha perdido un poco la sonrisa.

miércoles, 26 de febrero de 2014

Al Grupo del Cadáver


Hermanos de sueño y tinta
despertad en las esferas
y atended lo que os digo.
La paloma escucha,
y en el silencio asiente
lo que sin palabras
todos susurramos
a su mente inerte:
'Seremos'

Por tanto, yo os reclamo,
para que rompáis el huevo
que ha alimentado
vuestro gran letargo.

Y así...

...hagamos algo nuevo 
en éste cadáver viejo.
Hagamos algo nuevo 
que nos lleve a sentirnos,
hoy y para siempre,
imposiblemente
vivos.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Cosmogonía del exilio


Hipocresía 
alzó entre sus brazos de cal a 
Máscara
y ésta, serena y firme,
derrocó del trono a 
Bondad.
Por eso ella huyó de la bóveda celeste,
porque comprendió su metamorfosis
de golondrina a tierra infértil.
Y así, marchó hacia un exilio 
en el que hacía mucho tiempo
que vivía 
Esperanza.


miércoles, 27 de noviembre de 2013

Escala


La última vez que te vi
bailabas con los lápices
de un futuro cuadro
sin espíritu.

Ahora eres por fin,
y justamente,
un folio
en
blanco.